¿Por qué caen las bolsas?

0 593

Por: Miguel A. Jaimes N. – M sc. en Ciencias Políticas

Jueves, 27/11/2008 12:58 PM

Esto no es un mal presagio de los terribles textos de Juan escritos en una de las islas de Patmos referidos al Apocalipsis: Especuladores, avariciosos, estafadores, perros de la guerra, incentivadores de conflagraciones, conflictos territoriales, magnicidios, golpes de Estado, enemigos del ambiente, explotadores, los señores de las maquiladoras, capitales golondrinos, patrones de las rutas internacionales del narcotráfico, quienes tumbaron las torres gemelas, los asesinos de inocentes en Jerusalén, Beirut, Kabul. Los amos de las Cinco Hermanas que controlan los cereales, granos y alimentos básicos del mundo.

Por esto, Las Bolsas del mundo caen hoy. Por bolsas, los que creyeron que aplicando medidas neoliberales tendrían sus economías guardadas en las bóvedas de sus bancos. No sabiendo ni imaginándose que pronto sus constantes agresiones de bombardeos contra Bagdad, Mosul, Basora y las torturas en Guantánamo les salían mal en sus cálculos militares y económicos.

Las Bolsas del mundo entero están cayendo porque los experimentos de las Salas Situacionales de Washington están dirigidos por las mentes de Texas, por los Bush. Por la Halliburton, quien tiene el contrato de proveer municiones en la guerra de Irak, cuyo dueño es el vice-presidente de los EE.UU. Dick Cheney, compañero de formula del hijo modelo de la familia Bush. Ocho años atrás desde allí se empezó a componer la fórmula mundial más guerrerista en la historial del orbe.

A estas pródigas mentes les deberemos las más macabras fórmulas de alianzas entre países para derrocar gobiernos legítimos. Administraciones que funcionaban con sus realidades y estilos, pero al fin y al cabo legítimo, no como el gobierno de Bush, quien finalizando su mandato, el mundo sabe que ganaron en unas elecciones ilegitimas.

Son propugnadores de la democracia y sus ciudadanos todos en su conjunto no van a las urnas electorales, como lo hacen la casi totalidad de los doscientos cuarenta y siete países que conforman el mundo, su método es votar por Colegios Electorales, porque no le explican al mundo detalladamente la “fórmula” de cómo votan sus nacionales.

El orbe se pregunta, cómo los catalogados Presidentes enemigos de Los Halcones han fallecido y todo sigue tranquilo en las editoriales de la mentira. Son varios y de múltiples maneras los asesinatos de mandatarios en los últimos ciclos del siglo que culmino y los tiempos del comienzo de éste.

El Presidente de la Republica Democrática del Congo, Laurent Kabila lo asesinaron después de promoverle la CIA, conflictos internos. Al presidente de Uganda Juvenal Habyarimana le volaron su avión en el aire en abril del año 1994. El líder de la OLP, Yaser Arafat, resulto envenenado. A Slobodan Moloseviv de Yugoslavia lo encarcelaron y luego murió sin que hasta ahora la comunidad internacional tenga claro las causas de su deceso. Al Presidente Jean Beltrán Aristid lo secuestraron y al mejor estilo mercenario lo sacaron de su país: Haití. Invadieron Afganistán para derrocar a los Talibanes, grupo que los propios EE.UU. crearon en 1989 para limitar la influencia del Irán, ahora los estadounidenses controlan el 90% del mercado mundial de la Adormidera (Heroína) que se produce sobre suelos de Afganistán. Contra Husein, primero bombardearon las universidades, luego saquearon sus museos y finalmente lo ahorcaron. En Beirut, la CIA con los sectores más ultra conservadores volaron el vehículo del Primer Ministro Rafiq Hariri, acusando a los Sirios para que luego los bombardeos Israelitas arrasaran El Líbano.

Con el único que no han podido es contra el Presidente Chávez, a quien por poco asesinan en el Golpe de Estado del 2002. Ahora intentan darle por el magnicidio. Esto, es un relato de la más macabra geopolítica cimentada en el terror por medio de  asesinatos selectivos contra mandatarios que les son adversos.

Estamos sobre la historia más negra de la humanidad, jamás se había justificado en gobierno alguno una matanza tan bárbara, son los Caligulas, unidos con los Herodes del siglo XXI. En ningún tiempo habían hecho una alianza continental a favor de sus intereses que tuvieran como base: La Guerra.

La historia presentada al final de cada periodo de gobierno por “Los Mandatarios de La Guerra”, no es más que un conjunto de fábulas con cobardes balances. ¿Alguien en el mundo ha contabilizado los muertos dejados por estos mandatarios para sustentarse en sus cargos? Son verdaderas matanzas las que se realizan en los continentes para mantenerse en sus despreciables sillas.

Tony Blair, Aznar, Mitterant, Berlusconi, Bush. Dejan sus puestos sin resultados, descubriéndose día a día las mentiras esgrimidas como patraña para entrar en conflictos mundiales con características de interminables. Después, y como si nada, sus gestiones presidenciales terminan, en bautizos de libros referidos a sus vidas. Les escriben biografías, algunos hasta se atreven a presidir fundaciones recorriendo el mundo para dar lecciones de democracia, libertad, derechos humanos y gobernabilidad.

Y todavía se preguntan por qué sus Bolsas caen escandalosamente sin fórmulas  que los levanten, con economías “modelos” sustentadas sobre sus propios incentivos. Recomendándoles a gobiernos del mundo que copien la formula liberal y neoliberal.Estamos en la génesis de la peor secesión mundial, todos los días desfilan para darle a la campana electrónica y al martillo de Wall Street sin que sus economías vean resultados.

La voracidad por el control de los países poseedores de energía fue lo que llevó a esta administración neoliberal a quebrar la mitad del mundo. El control de los grandes yacimientos petrolíferos de Afganistán, Osetia, Irak, Beirut y Venezuela.

Esta alianza mundial de dominación esta conformada por La CIA, La OTAN y los Aliados, es decir, lo que no puede hacer La CIA lo hace La OTAN y si algo se les escapa convocan a Los Aliados. Es la alianza continental más grande después de La II Guerra Mundial, es la nueva SS Nazi, el mundo está en su tercera guerra mundial con el pórtico del nuevo siglo. Desde estos terrenos y espacios se viven definiendo los resultados de las nuevas conflagraciones. Pocas cosas quedaran por suceder, sólo faltan pocas por develarse.

 venezuela01@gmail.com

@migueljaimes2

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta