¿Quiénes dirigen los Supermercados Bicentenario?. Por Miguel A. Jaimes N.

0 572

Martes, 30/07/2013 03:07 PM 

Un viejo amigo nombrado Elio Lugo me decía que en nuestro país muchos se trasformaban cuando se colocaban un uniforme y justo es eso lo que parece sucederles a algunos que integran la recién constituida reserva militar.

Con mucha preocupación los he visto actuar en fechas muy separadas en que me he topado con ellos y siempre noto su misma actitud, a pesar del tiempo el trato y las relaciones humanas les pasan por debajo de la mesa, o peor aún, les entra por un oído y les sale por el otro.

Esto que relato pasa sobre todo en las entradas de los supermercados Bicentenario ubicados a lo largo y ancho del país. Regañan, gritan, maltratan, empujan, mal encaran sus aptitudes y atropellan a quien creen es un pendejo pueblo al cual consideran le están haciendo un favor diariamente.

Claro, seguro reciben algunas órdenes o instrucciones que para la razón de todos parecen atorrantes e inaceptables a la vez que muchos de estos parecen disfrutarlas. Darle poder al hombre y veras, es un viejo adagio.

Pero esto para ellos es una normalidad, la forma asumida en las entradas de estos supermercados desde hace años es deprimente, humillante, burlesca y hasta fachosa. Toscamente se insulta, dan órdenes contrarias a la razón de lo que se presenta en el diario desenvolvimiento con los consumidores.

Se esgrimen argumentos a todas luces desubicados, quizás más bien pasados de realidades enfermas muy particulares. Pues uno observa en estos amplios y extensos pasillos con anaqueles repletos de alimentos que los que están adentro andan tranquilos haciendo sus compras y que a la gente que la hacen esperar fuera durante horas también pudiese entrar y compartir con los demás usuarios.

Comprar mercado es un acto social, familiar, humano, integrador, que culpa tiene la gente que unos pendejos anden con sustos en sus mentes y presiones al pobre pueblo durante horas en largas colas innecesarias, cuando bien se ve que todos caben.

Si algún usuario compra un solo artículo es la caja al momento de cancelar deben tomarse medidas. Si otros vienen a cada rato por la mañana y por la tarde, uno y otro día a llevarse kilos y kilos de carne, también deben tomarse medidas, porque esos son los que revende o llevan para beneficio propio de sus negocios.

En eso es que debe andar la inteligencia y seguridad por parte de estos uniformados en los supermercados Bicentenario. Hay que especializarse, formarse y hacer labores de inteligencia pero para ver cuáles son los verdaderos enemigos de los servicios de la revolución y no andar fuñendo a los indefensos.

venezuela01@gmail.com

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta